Trivium Mexico

09 Noviembre 2012 |

Matt Heafy & Ihsahn: Noruega, Black Metal, Mrityu, comida y más

Source: NOTODDEN (WITH IHSAHN FROM EMPEROR)

 

 

In The Nightside Eclipse

 

Notodden, Noruega

 

El Black Metal siempre ha sido un género de música del que he estado enamorado apasionadamente. El misticismo que son las leyendas que rodean al género, los músicos, las bandas, e incluso el país donde el estilo ha encontrado su hogar son algo del misterio para aquellos no involucrados directamente con el Black Metal. Inclusive aquellos que no están dentro del género (ya sea porque “no le entienden” o no les gusta) están de alguna manera pendientes de lo que sucede con el Black Metal (pero usualmente mientras menos educación tengan en el género, mayor será el malentendido). Sónicamente – es sin duda una de las formas más extremas de la música; musicalmente – todos los miembros de las bandas son expertos con los instrumentos que tocan, teniendo un entendimiento sólido de exactamente cómo controlar el caos que crearían. Es difícil determinar precisamente la culminación de los estilos musicales que los “fundadores” originales del Black Metal escuchaban, pero uno puedo detectar la influencia de lo primero del NWOBHM (Nueva Ola del Heavy Metal Británico), Folk Noruego, Música Clásica, y algo de la pre-primera ola de bandas de Black Metal como Bathory; es difícil saber quién escuchaba qué cosa al momento de la verdadera concepción del género.

 

Sin volver a las mismas historias sangrientas que uno siempre pinta (aunque imposiblemente cautivadores), el Black Metal siempre me ha evocado sentimientos de algo más allá de los reinos de la normalidad: cuando uno lo escucha siempre es llevado visualmente a las eras vikingas o medievales más salvajes; eso no es muy diferente a estar inmerso en cuentos legendarios establecidos en el frío paisaje desértico de las tierras septentrionales cubiertas de nieve completamente extrañas y olvidadas. Las elecciones de las notas y los aspectos de la actuación siempre cruzaron las fronteras de lo que básicamente hacían los demás dentro del género del metal.

 

Mi amor por el Black Metal eventualmente engendró la idea de crear un proyecto musical alterno basado en los mismos valores iniciales del Black Metal Noruego: un proyecto envuelto en la anonimato – una aventura musical donde nadie sabría que era “yo”. Creo que la idea inicial se debió al hecho que el género del Black Metal usualmente cuenta con los fans con las mentes más elitistas; el tipo al que... bueno, básicamente no le gusta nada de lo que hacen los demás – y los que incluso rápidamente le darían la espalda a sus favoritos del género del Black Metal una vez que ocurre algún tipo de popularidad. Es esa mente cerrada de una pequeña fracción de los fans que yo inicialmente quería tratar de agarrar, pero un día me volví amigo de un nuevo mentor que me ayudaría a cambiar esa perspectiva a través de su influencia musical y artística.

 

Emperor es aclamada como una de las bandas más grandes del Black Metal de todos los tiempos tanto por fans como por la prensa – la considero la mejor banda de todas las que hayan agraciado el género. Y sin compromisos, Emperor siempre hizo lo que Emperor quiso. Una actitud del Black Metal permanecer “genuino” (“true”) y adherirse a la misma producción, manera de tocar, escalas, sonidos, imagen, y enfoque lírico – Emperor siempre estuvo un paso o diez adelante de la manada. En In The Nightside Eclipse ellos entregaron lo mejor de lo que cualquiera podría imaginar del estilo, pero con cada álbum que seguía – musicalmente se encontrarían nuevos ingredientes y texturas que eran diferentes a lo que cualquier otra banda pudiera comprender. Y esencialmente al estar en la cima con su disco Prometheus, Emperor terminó su carrera. En el mero pináculo de su carrera musical ellos terminaron el legado de lo que fue Emperor. Siento que esto es irónicamente otra cosa típica de Emperor que ellos hicieron por y para el género... en vez de permitir alguna vez un esfuerzo mediocre de ser producidos (no es que ellos hubieran hecho eso aún considerando no finalizar su carrera) – simplemente habían terminado como banda; preservando su leyenda.

 

Ihsahn hizo múltiples y diferentes proyectos simultáneamente y post-Emperor; creando álbumes solistas sorprendentes bajo su nombre – y fue cuando lanzó Eremita que una vez más quedé cautivado por la influencia musical de Ihsahn que ya estaba en mí. Cuando escuché Eremita, yo estaba re-descubriendo el género – Ihsahn una vez más combinó las cosas que nunca habrían tenido sentido juntas, pero hizo que tuvieran sentido cuando creó su propio sonido de composición. Pude ponerme en contacto a través de email con Ihsahn por medio de un amigo mutuo en Candelight Records; y sorprendentemente nos mantuvimos en contacto. Nos compartíamos uno al otro nuestra música favorita, películas, artistas, poetas y filosofías en general sobre la vida y la música – fue un intercambio creativo que nos dio diferentes perspectivas y pozos intelectuales de los cuales extraer cosas.

 

A través de nuestras conversaciones y la influencia de su nuevo disco, la idea del “proyecto” de Black Metal que yo tenía la intención de hacer tomó una nueva forma. Ya no estaba preocupado por lo que alguien pensaría de él – todo lo que quería hacer era hacer exactamente lo que sentía; los principios del Black Metal que aprendí de Ihsahn tenían sentido con esta actitud. A través de los siguientes meses, nos pasábamos ocasionalmente más cosas para que cada quien las chequeara, incluyendo los demos de Mrityu* (los cuales pasaba de ida y vuelta). La decisión estaba clara – cuando existiera un tiempo libre de Trivium, Ihsahn debería producir el disco de Mrityu.

 

En el tour invernal donde Trivium eran líderes de cartel, sucedió que había un viaje en transbordador para el autobús entre Helsinki (Finlandia) y Oslo (Noruega) – e Ihsahn y yo figuramos el modo de que yo volara de Helsinki a Oslo, luego tomara un par de autobuses para llegar a su ciudad natal en Notodden.

 

Una vez que terminé el show completamente vendido (sold out), me dirigí a un hotel en el aeropuerto, dormí entre 3 y 4 horas y volé a Oslo. No tengo mucha experiencia de andar en autobuses al ser de Florida (los autobuses son raramente usados por la gente en Orlando), pero eventualmente tomé el viaje de dos horas y llegué a Notodden. El paisaje en los últimos 15-20 minutos para llegar al pueblo te dejan absolutamente atónito – es exactamente lo que imaginas cuando piensas en el paisaje del Black Metal – digo, es el pueblo en el que Emperor creaba. ¿Nervioso? ¡Por supuesto! Estaba por conocer y pasar tiempo con uno de mis héroes más grandes de la música.

 

Llegando a la estación, me encontré con Ihsahn y nos dirigimos a buscar algo de comida (Ihsahn está bien enterado de lo loco que estoy por la comida). Notodden es un pueblo pequeño – hay una tienda de abarrotes y apenas y hay restaurantes, pero tiene un fondo natural único de cualquier cosa que haya visto antes. No cabe duda que si un músico fuera a crecer aquí – probablemente haría Black Metal. El frío en el aire, las montañas con bosques cubiertos de nieve en la distancia, y los grandes lagos congelados te hacen sentir como que estuvieras en Winterfell o en medio de tu búsqueda de Mordor. Comimos unos baguettes al estilo de Notodden (baguette con camaroncitos dulces, mayonesa, pepino, lechuga) y nos dirigimos a ver la Iglesia Stavkirke ubicada en medio del pueblo.

 

Ver una de esas iglesias noruegas en persona se sintió irreal. Esto pareciera algo raro a quienes viven fuera de los Estados Unidos, pero quienes viven en los Estados Unidos y han viajado al extranjero pueden notarlo – todo en los Estados Unidos es bastante nuevo; todo en Europa y el resto del mundo es más viejo; ver en persona una iglesia construida en el estilo clásico nórdico se siente como que uno estuviera en un parque de diversiones. Esta iglesia ha existido desde el año 1200 y es difícil comprender que varios de los artistas nativos y originales de Black Metal quemaron estos trabajos de arte (digo – incluso si no eres religioso, estos siguen siendo trabajos impresionantes de artesanía humana) – pero supongo que todo es parte de la evolución del Black Metal.

 

Las conversaciones que tuvimos a través del día ciertamente se redujeron a algunos de los momentos más grandiosos que he vivido en la música, pero me parece que éstos específicamente mejor los dejo en los momentos que existieron. Y no hay necesidad de decirlo – pero es siempre maravilloso el poder pasar tiempo con alguien que existe en el mismo estado mental que uno mismo.

 

La siguiente parada fueron los estudios Juke Joint – el estudio co-propiedad de Mnemosyne (la compañía de Ihsahn y su esposa) y donde pasa mucho de su tiempo creando. El estudio en sí mismo (el equipo, pruebas de sonido, etc.) fueron llevados desde Seattle varios años atrás por un músico expatriado; el equipo antiguo e instrumentos eran de un serio calibre. Ver los antiguos teclados Leslie y los inmensos y viejos compresores fue bastante alucinante para alguien que creció en la era digital de la grabación. Comimos nuestro almuerzo y charlamos del proyecto Mrityu, entre otras cositas; y con mucho entusiasmo pude indagar mis dudas sobre los inicios de Emperor. Las ideas de producción y las recomendaciones de instrumentación que tuvo Ihsahn… bueno… déjenme decirles – ese disco de Mrityu va a ser algo diferente a lo que ustedes o yo hayamos escuchado…

 

La siguiente parada fue el hogar de Ihsahn, donde pude escuchar algunos demos Iniciales e increíbles para su próximo disco solista, ver los discos de oro de Emperor, tocar algo de su equipo, y aprender el estilo de picking de Black Metal de Emperor. Yo pensaba que el picking de Black Metal se hacía de cierta manera… y aprendí del mismo hombre la manera en que las bandas nórdicas de Black Metal y Emperor lo hacen. Toqué el equipo que fue el tono de guitarra de Eremita e intercambiamos más ideas para el proyecto de Mrityu; Ihsahn me enseñó algo de la teoría musical en la que ha estado interesado recientemente (algunos conceptos teoréticos bastante intelectuales) – y pronto era hora de comer.

 

Realmente nunca antes pude ser capaz de tener una experiencia culinaria en Noruega – e Ihsahn ya sabía que siempre me voy a las especialidades locales; pude probar el queso de cabra al estilo noruego – y fue alucinante. Tiene una textura delicada, un sabor ligeramente salado al principio, luego al final sabe como a chocolate blanco. El espectro de sabores opuestos me recordó al auténtico mole mexicano (aunque no en el sabor, sino en lo relativo al contraste). Probé pâté de hígado localmente preparado, el cual fue delicioso, justo como me gusta. Ihsahn preparó entrecote con salsa béarnai (algo noruego bastante tradicional); papas rebanadas casi por completo y sazonadas con hierbas, mantequilla, aceite y otro tipo de queso local; y una ensalada con queso parmesano local,aceite y vinagre balsámico; junto a ello se sirvió mantequilla Noruega con especias. Pude probar un jugo de manzana nórdico hecho localmente y cerveza navideña con la cena. Fue absolutamente fantástico tener comida Noruega tradicional hecha por un buen amigo músico – la comida fue realmente fantástica; había pasado un mes desde que había comido algo hogareño, y fue mi primera vez probando comida hogareña Noruega. Después de la cena, probé un chocolate noruego tradicional que fue bastante grandioso también.

 

Una vez más – una gran conexión en la vida por medio de una gran comida; tuve el honor de que uno de mis héroes me abriera su hogar. Esto sin duda queda escrito en la historia como un momento legendario en mi vida. Nos despedimos y me dirigí a mi hotel. Siempre he dicho que Ihsahn es uno de los grandes en el mundo de la música, y esta fue una afirmación completa por el hecho de que él no es solamente una de las figuras más importantes del metal y es un increíble músico y artista conocedor – él es uno de los tipos más cool que haya conocido y estoy orgulloso y privilegiado de llamarlo mi “amigo.”

 

 

* Otros enlaces de interés:

 

- Matt habla sobre su proyecto alterno Mrityu + Álbum VI de Trivium

- Definición de Mrityu: Muerte, estar moribundo; muerte en la persona, el dios de la enfermedad. A veces: el dios del amor. [link]